Compartí mis Obras Maestras en Facebook:

lunes, 28 de diciembre de 2009

Fin de Año

Abro el Outlook y me bajan unos cincuenta correos, de los cuales cuarenta son diferentes variantes de: "Sos un amargo, como no fuiste a la fiesta de fin de año de la empresa".

Yo ya conozco las fiestas de fin de año de las empresas. Un poco de alcohol, algo de comida, y un discurso del gerente o dueño, que por lo general culmina en un orgasmo:

-Y por último, quiero felicitarlos a todos, ya que este año la empresa ha facturado un 25% más que el año pasado!

Acto seguido, un tsunami de aplausos, silbidos, ovaciones. Nunca lo pude entender. Todos eufóricos, como si ese 25%, lo fuesen a cobrar en efectivo al día siguiente. Todos siguen cobrando la misma mierda, pero algún superior suelta una felicitación y un tanto por ciento, y todos segregan endorfinas. A mi ese concepto de felicidad no me cabe en la cabeza. Te rompés el culo laburando todo el año, y la recompensa es una palmada en la espalda y una felicitación. Como alguien puede festejar eso?
Para colmo, ahora me tildan de amargo.
La puta madre. A mi se me ha puesto la piel de gallina al observar la obra de Dalí, lloré escuchando a Mozart, a Bach, a Vivaldi. Y ahora, por no querer hacer un trencito loco al ritmo del algún reggaetón, parece que no sé vivir la vida. Y me lo dice alguien que escuchó Pathetique Sonata de Beethoven por primera vez en el Pump It.


Cierro los ojos unos segundos, y me pongo de pie. Mido con quirúrgica precisión las palabras que voy a hilvanar, y me acerco a una compañera. Está tipeando un mensaje de texto con una sonrisa en la cara. Son las 09.30. Me acerco, apoyo la mano en su celular, cierro lentamente los ojos y hago un gesto de negación, esa mueca universal que significa: "No hay caso..."

-Olvidate. Nunca va a dejar a la mujer. Pero nunca. Vos sos y serás siempre la segunda. Para colmo tenés 29 años y te estás empezando a asustar. Querés tener un hijo. Vas a la psicóloga dos veces por semana para que te diga que carajo hacer con tu vida. Le pagás a una tarada que hasta hace menos de un año estaba subrayando fotocopias con un resaltador amarillo, para que te solucione la vida.

Me doy vuelta antes que tenga tiempo de contestarme. Camino unos metros más hacia el fondo, y golpeo con ambos puños el escritorio del gordo Suarez. No se la esperaba. Se le caen las galletitas de salvado y vuelca el yogurt Ser que estaba tomando.

-No te la creés ni vos gordo. Hace un año que intentás hacerle creer a toda la oficina que estás a dieta, pero todos sabemos que al mediodía te vas a escondidas a la parrilla. Mirá como estás! Estás tan gordo que si te caés de la cama, te caés por los dos lados. Encima vivís hablando de tu ex, esa que te dejó hace como dos años. Te hacés ilusiones hasta cuando te manda un mail en cadena con mensajes de fin de año. Me dás lástima.

Me doy vuelta y apunto hacia otro escritorio, pero el gordo alcanza a responderme:

-Vos no sabés nada de mi ex! Además, donde hubo fuego, cenizas quedan...
-Pocas cosas se pueden cocinar con cenizas, Suarez, poquísimas.


Voy hacia el sector facturación. Lorena pasó hace rato los treinta, pero se viste como si tuviese diecinueve. Se cree una diosa total, pero la realidad es que si alguna vez tuvo figura, la perdió hace rato. Tiene un aliento a morgue calefaccionada insoportable.
La analizo un instante antes de hablarle. La miro bien. Si me apuntasen con un arma a la cabeza, y tuviese que tocarla para salvarme, yo mismo apretaría el gatillo. No estoy seguro, puede que mi discurso no haga mella en su autoestima. Debe estar acostumbrada a que la persigan hordas de campesinos con antorchas y crucifijos. La miro y decido atacar por otro flanco.

-Y vos? Cambiaste de carrera para "progresar" en esta empresa. Abandonaste tus vocación, te vendiste, profanaste tus sueños. Y como te pagan? Te dieron el triple de trabajo y te aumentaron el sueldo $200. Vivís esperando que sean las 6 de la tarde, y que llegue fin de mes para cobrar. Vos no estás viva, pero tampoco muerta. Estás en agonía hace años. Para colmo con la edad que tenés y como te vestís, ningún tipo te toma en serio. De día te hacés la superada, la comehombres, y a la noche llorás mientras comes helado y mirás Sex and the City.

Vuelvo a mi escritorio, y me siento. Nadie se anima siquiera a mirarme.

Que me tilden de amargo por no ir a la puta fiesta de fin de año, me lo puedo bancar...
Que sea lunes, vaya y pase...
Pero que no funcione la máquina de café, me pone realmente de muy mal humor.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Recital


Bueno, tengo que meter el chivo...

Este sábado, vamos a estar cerrando con Arpeghy (mi banda) el 2do Tributo Oficial a Rata Blanca. Vamos a aprovechar para adelantar algunos temas del disco que estamos grabando, y ya que estamos, seguramente se nos escapará algún que otro tema de Ozzy, Dio, Deep Purple, Rata Blanca, etc...

La primer banda arranca a las 19.30 puntual.
Hay barra, hay lugar para hacer pogo, lugar para sentarse, y lugar para tener sexo casual.
Va a estar genial, se los prometo.

Anticipadas a solo $20 en:

Locuras Flores: Rivadavia 7308
Locuras Once: Rivadavia 2734
MetalManía: Lavalle 663 Local 9 Galería Luxor

Les dejo algunos temas para los que todavía son unos perdedores y no escucharon nada de Arpeghy:

Uno Power:


Uno a lo Purple:


Una baladita:



viernes, 18 de diciembre de 2009

Verdad Irrefutable Nº 7

Las Fiestas son lisa y llanamente una tortura que hay que soportar una vez por año. Como los chequeos médicos, las Creamfields y los discos de Calamaro.
Está bueno recibir regalos, pero no está bueno soportar... todo lo demás.
Es como hacer un 69 con un traba, por un lado no se puede negar que da cierto placer, pero por el otro te estás comiendo un chotazo.

El 90% de la población mundial, odia las fiestas.

viernes, 11 de diciembre de 2009

El Manual de las Mujeres: Cagamos... Le vino!

Volvió la Saga más esperada de los últimos tiempos!
A pedido del público! Más machista y grosera que nunca!

Ediciones Anteriores:
Parte I - Parte II - Parte III - Parte IV


Parte V
"Cagamos... Le vino!":


Como la gran mayoría de los que leen y escriben blogs, yo trabajo en una oficina. Es decir, a diario me relaciono con mujeres de todas las edades, formas y tonelajes. Como es de esperarse, siendo yo un tipo tan inteligente y carismático, nunca me faltan un par de trolas que me quieren ordeñar el ganso a toda costa. Con el resto de las mujeres, me manejo con un respeto absoluto. En primer lugar porque así se nos hace mas corto el día a todos, y en segundo, porque uno nunca sabe a quien va tener que pedirle dinero o un pete en el futuro.

Sin embargo, hasta las mujeres relativamente soportables, de vez en cuando se transforman en unas arpías histéricas que todo hombre que haya tenido madre, hermana, novia, amante de los jueves, o cobayo hembra, conoce a la perfección.
La misma mina que un día se ofrece para comprar bizcochitos y hacer mates, puede al día siguiente provocarte un esguince de bolas con sus histeriqueadas. Sin que se le mueva un pelo.

"Se puede saber quien me movió el mouse? EH? EH? Quién me movió el mouse? Me acuerdo patente que el puntero estaba en otro lado cuando me fui al baño. Y ese teléfono? Porqué suena tan fuerte ese teléfono? NO ATIENDE NADIE?...."

Por supuesto, esta locura continúa, pero luego de los primeros 30 segundos de tortura, el cerebro masculino hace un apagado automático de emergencia y no escucha absolutamente más nada por al menos 15 minutos.
El hombre inexperto -como son la mayoría- se desorienta facilmente y no entiende muy bien que carajo está pasando. Yo, en cambio, enseguida entiendo el porqué de estas reacciones:

¡Le vino!

Esto es así:
Aparentemente las mujeres tienen un ciclo hormonal. Nunca en la putísima vida al hombre le interesaron las hormonas de la mujer, con excepción quizás, de aquellas que hacen que se calienten, o quizás también las que hacen que cocinen napolitanas con puré.

Cada 28 días, a las mujeres se les abre una compuerta que libera una catarata de hormonas, transformando a una mujer promedio, en una bruja insoportable, gritona, llorona y contestataria.
Estadísticamente hablando, si trabajamos con 10 mujeres en la oficina, las probabilidades de alguna este pasando por el período ininterrumpido de malcogidez, es casi del 100%.
Y uno que va a trabajar con la suprema ilusión de que nadie rompa las pelotas, termina por asumir que nunca va a haber un día de paz. A menos que todas sean reemplazadas por robots, lo cual tampoco estaría tan bueno porque -salvo algunos modelos japoneses- ninguno tiene tetas decentes.

Ni hablar del que tomó la desafortunada decisión de convivir con una mujer. Esos días son el infierno mismo. Se ponen insufribles, y cualquier nimiedad, puede ser el detonante de una inmisericorde tortura:

"Vení que vamos a charlar que nunca estamos juntos"
"¿Podés apagar la PlayStation y sentarte a comer?"
"¡A ver si te lavás los dientes de una puta vez!"
"¡Meá adentro del inodoro, por Dios!"
"¿Sacaste turno para el (inserte especialista aquí)?"
"¡Por ahi no que duele!"
"¡Sacala que me cago!"

Ni hablemos de la lista interminable de reclamos absurdos por detalles ínfimos: Que no notaste el medio tono que se bajó en la tintura, ni que se cortó el pelo, ni que se puso lentes de contacto verdes, ni que perdió un brazo abajo del Sarmiento.
Todos sabemos perfectamente que lo único que podríamos llegar a notar, es que se clavaron unos implantes mamarios tamaño King Size, cosa que rara vez sucede.

Solo porque a ellas les viene y a nosotros no, tenemos que soportarlas?
Es una injusticia. Odio las injusticias.
Para colmo, el argumento típico para justificar los maltratos es:
"Los hombres no soportarían ni un día que se les inflen las bolas y les salga sangre por el chino tuerto. ¡Ni un día!".
Por supuesto, este argumento se cae a pedazos al releer todo lo anteriormente expuesto. ¡Somos capaces de soportar esa tortura y muchísimo más!


Además, si los hombres tuviesen menstruación, y las mujeres no, habríamos sido lo suficientemente vivos como para que la misma sea un acontecimiento totalmente envidiable, del cual incluso se podría presumir. Competiríamos entre nosotros para ver a quien le baja más, en un claro acto de virilidad. Tendríamos fiestas religiosas para honrar el período. El gobierno nos daría cinco días de asueto todos los meses, y las mujeres tendrían que trabajar normalmente. El síndrome pre-menstrual sería un importante atenuante para casi cualquier delito. Habríamos convencido a las mujeres desde el primer momento, de que el olor a puerto es lo más sexy del mundo. Los tampones y toallitas estarían subsidiados por el gobierno. Una vez por año se festejaría el "Día del Coagulito" A TODO TRAPO. Carros alegóricos con falos escupiendo sangre a borbotones, fuegos artificiales, explosiones y minas en bolas. Como Dios manda.
Las mujeres que hicieron con todo ese potencial? Nada.
Y la culpa es nuestra?

No Señor, esto se acaba ahora, utilizando un sencillo método que les voy a explicar:

IMPORTANTE:
Exito garantizado en menos de dos meses.
Ninguna mujer fue lastimada durante los testeos de laboratorio.
En caso de convivir con una mujer, se deberá tener la precaución de practicar las siguientes técnicas después de mantener relaciones sexuales. Sin excepción.

A partir de ahora, durante 2 (dos) días al mes, vamos a ponernos igual de insufribles que ellas.
Pongamos cara de culo sin motivo aparente, encerremonos en el baño dos horas, lloremos el perrito que se nos murió cuando teniamos 7 años, contestemos con monosílabos, y por sobre todos, tal y como hacen ellas, peguemos adonde más duele:

"Gorda, ahora que te miro... me parece a mi o estás cada dia mas varicosa?"
"Upa! Mirá ese pozo de celulitis! Parece una falla geográfica"
"Parecés un pochoclo"
"Ese desodorante que te pusiste desprende un atrapante olor a traba de Constitución"

Por supuesto, van a poner el grito en el cielo, van a llorar, patalear y amenazar con dejarnos.
No se preocupen. Van a fracasar como siempre.
Nunca nadie escuchó lo que tiene para decir una mujer después que pasó la parte del polvo.

Luego de dos días, actuar como si nada hubiese pasado.
Repetir hasta obtener resultados deseados.


Próxima entrega: "Las mujeres y el sexo"

martes, 8 de diciembre de 2009

Retroceder Nunca, Rendirse Jamás

Podría rendirme. Si, podría. Cuanto aguanta el espíritu? En que momento se rompe? Podría quebrarme y abandonar, darme por vencido.
Pero no. Nunca. Jamás.

Estoy atado a una silla. Soy prisionero de dos personas a las que nunca vi en mi vida. Dos mujeres. Las tengo enfrente, se hablan entre si. Me miran. Vuelven a hablar. Susurran. No alcanzo a escuchar lo que dicen. Me vuelven a mirar.

-Esto no es necesario, puede terminar cuando quieras, Diego -dice la mayor.

Yo solo la miro y sonrio. Estoy sentado, con la cabeza gacha, mirando hacia el piso. Cuando me hablan solo levanto los ojos y sonrio. Las miro y empiezo a reirme a carcajadas. Como un loco.
La menor me golpea con el puño cerrado.

-Ríndite. No tiene sentido que sigas!

Sigo sonriendo. Mis labios están llenos de sangre. Mis dientes tambien, están completamente rojos. Siento el sabor de la sangre.

-Está bien -digo, impostando una cara de resignación- voy a decirles adonde pueden encontrarlo.

Comienzo a balbucear en voz baja, de forma casi imperceptible, y cuando ambas están lo suficientemente cerca, vuelvo a sonreir y las escupo.

-Jamás, malditas bastardas! Jamás lo entregaré!

La que me golpea ahora es la mayor. Con un odio puro y palpable, absolutamente visceral. Me golpea varias veces. Está clarísimo: independientemente de cual sea el objetivo; el odio, la venganza, el resentimiento y el deseo, son móviles infinítamente mas poderosos que la bondad, la comprensión, el perdón o el amor.

-Adonde están ahora tus admiradores? Adonde están tus amiguitos ahora? -me provoca la menor-
-Esta guerra es mia. Siempre fue asi. Siempre estuve solo.
-Porqué lo haces? Se puede saber porque?-interrogó la mayor
-Porque a diferencia del resto, yo SI puedo hacerlo, perra!

Se miran entre ellas una vez más. Todavía creen tener la suerte de su lado. Suerte... esos pequeños puntitos de luz que la humanidad ha llamado "suerte". Puntos que de vez en cuando nos iluminan, hasta que alguna fuerza superior hunde nuestras precarias balsas hechas de certezas y convicciones, y nos arroja a la mismísima mierda, dejándonos totalmente desnudos, hambrientos y desamparados. La vida es un montón de oscuridad, apuñalada de vez en cuando por un puntito de luz. Un mísero punto de luz, puede más que las más espesa oscuridad.

Las vuelvo a mirar, y estallo en carcajadas. No puedo parar de reírme.
Un puntero láser acaricia la frente de la mayor.
Un mísero puntito de luz rojo... Alguien ha venido a rescatarme.

En un abrir y cerrar de ojos, la mayor de las mujeres yace en el piso, muerta. La más joven logra escapar.
Me levanto, me cuesta caminar, estuve quince dias encerrado e inmóvil. Me ayudan a subir las escaleras del sótano. Es de día. El aire huele al libertad... y venganza.

No querían darme muerte, querían vencerme.
No lo lograron. El manuscrito todavía está en mi poder.

Este viernes, será publicado...

El Manual de las Mujeres: Cagamos! Le vino!


martes, 24 de noviembre de 2009

Calaveras y Diablitos

El domingo me levanté temprano. Lo suficientemente temprano como para preparar el mate, y leer el diario en paz.
Después de una semana de mucho trabajo, me quería poner al día.
Aparentemente el matrimonio homosexual, es uno de los temas actuales más controvertidos. Por supuesto, la Iglesia se opone rotundamente. "En contra de Dios", "Destrucción de la familia" y "Antinatural", son algunos de los patéticos argumentos que manejan para tratar de convencernos de que discriminar, no es discriminar.
Sigo leyendo, y mientras me indigno, siento un escalofrío. Una vocecita me susurra al oído:

-¿Siempre lo mismo, no?

Tengo un diablito sentado en el hombro izquierdo.
Lo reconozco, ya lo vi antes. No recuerdo exactamente cuando, pero fue hace mucho tiempo.

-¿Que hacés vos acá? - le dije preocupado. No quería que mi novia lo viese.
-Quedate tranquilo que está durmiendo -dijo mirándola- Quiero leer el diario. ¿Alguna novedad?
-Emmm... Los putos se quieren casar, y la Iglesia les pone palos en la rueda. Dicen que es enfermizo y antinatural.
-Típico. Creé lo que yo creo, o sos una mala persona.
-Exacto. Por suerte el mundo ya no se rige por dicotomías tan pelotudas. Esta gente no salió del medioevo. Todavía pretenden que todos amoldemos la conducta a las interpretaciones de un libro de cuentos.

El diablito sonrió. Se le dibujó una mueca de complicidad en el rostro, y dijo:

-La Iglesia, los curas, los putos, el sexo... te suena?

Solo hace falta una chispa para encender el motor de la memoria. Es increíble como uno no se olvida de las cosas que se olvida. En un segundo las imágenes, los sonidos y los olores se me amontonan con una vigencia pasmosa. En un abrir y cerrar de ojos viajo a 1999. Estoy ahí, me transporté. Estoy cursando 5to año del secundario en un colegio católico, aburrido en medio de una clase de catequesis precedida por el teólogo José Luis Vega. Luego de negarse a darnos clases de educación sexual, la institución nos envía a este señor, que se dispone a explicarnos científicamente porque Dios existe, y porque hay que llegar virgen al matrimonio.

Después de fumarme durante una hora una densidad de pelotudeces por segundo que desafiaban los límites de la lógica, el tipo dice las palabras mágicas que liberan toda mi furia:

-Bueno chicos, ahora voy a responder preguntas. Eso si, no les voy a responder en forma personal, si no que les voy a responder tal y como respondería la Iglesia.

Quiero putearlo, pero por algún motivo, la dimensión de lo que acabo de entender me deja atrofiado de palabras: Es todo mentira. Todo es una puta mentira. Miro para todos los costados. Nadie parece haberse dado cuenta del detalle. El tipo acaba de aclarar, lisa y llanamente, que ni él cree en lo que está por decir.

Las preguntas de mis compañeros no se hacen esperar. Tampoco las respuestas "de la Iglesia". Cuando me quiero acordar, estoy en el medio de una orgía de dudas, mentiras, excusas, eufemismos, ignorancia y prejuicios. Nos están rompiendo el orto en nombre de Dios.
Me toca hacer una pregunta a mi.

-A ver si entiendo bien. La Iglesia no avala el uso de preservativos. Nos piden que no tengamos relaciones hasta el matrimonio, en contra de toda naturaleza conocida. Ok, perfecto. Supongamos que mi esposa y yo, llegamos vírgenes al matrimonio. Pero resulta ser que por una transfusión de sangre, mi esposa se contagió de HIV. Luego de casarme, estaría autorizado a usar preservativos, verdad?
-No, tampoco. No se puede usar preservativos bajo ninguna circunstancia. Si vos realmente amás a la otra persona y a Dios, tenés que dejar en sus manos tu futuro.

Después de semejante declaración, uno solo espera ser testigo de una debacle: sangre, vísceras desparramadas, disparos, gritos de dolor, antorchas prendiendo fuego el lugar, alguien encendiendo una hoguera...

Pero nada.

El tipo siguió con otra pregunta, y yo quedé desparramado en un pupitre, sin saber que hacer.
Tuve una revelación inmensa: si hay algo más peligroso en el mundo que un montón de fanáticos haciendo cagadas, es un montón de fanáticos haciendo cagadas sin mala intención. Es decir, convencidos de estar haciendo el bien.

Ese fue el día que dejé de creer en la Iglesia. Definitivamente.
Yo puedo entender perfectamente a las personas que se aferran a una religión, a un resumen bancario, o a un equipo de fútbol. Después de todo, esto es un naufragio, y de algo hay que aferrarse. Lo que no me explico es porque esos tipos pretenden que todos nos aferremos del mismo mástil.

La Iglesia dice que no aprueba la educación sexual, ni el uso de condones porque esto sería incitar a la lujuria, la fornicación y la promiscuidad. No aprueba el matrimonio homosexual porque va a destruir a la familia.
O sea, es preferible ocultarle a nuestros niños y jóvenes todo -y en especial si de materia sexual se trata- y condenar el matrimonio homosexual, que educar. Es lógico, ocultando todo, y haciendo que el mundo sea cada vez mas ignorante, van a desaparecer los embarazos no deseados, el SIDA y los putos.

Miré hacia la cama y mi novia aún dormía. Vestía solo ropa interior y una remera. Me pareció una imagen tan hermosa que decidí prepararle el desayuno. Me puse el Ipod y salí a comprar facturas. Me encanta caminar escuchando música. Es como si de pronto la existencia tuviese banda de sonido. Puse el disco "1987" de Whitesnake.



A mitad de camino, me senté en el pasto de una plaza y observé a mi alrededor. Había energía, naturaleza, melodía. No encontré a la religión por ningún lado. La religión es una gran palabra sin sentido. El camino más corto a ningún lado.
No sé bien cual es el sentido de la vida. Pero me juego las bolas que incluye el poder elegir el amor, la sexualidad, y la felicidad que uno quiera, sin que nadie te juzgue por ello. Tomar decisiones, jugársela, equivocarse, caerse y levantarse.
Religión es supeditar todo a las reglas de Dios. Pero ojo! no al Dios de todos. ¡De ninguna manera! Siempre al Dios mezquino, vengativo y parcial que ellos inventaron. Religión es tener fe, mucha fe. Y que es tener fe? Tener fe es desear algo con todas las fuerzas, cerrar los ojos y pedírselo a Dios para que se cumpla. A que Dios? Que es Dios? Se puede saber que carajo es Dios?

-...Dios es el tipo que te ignora - dijo el diablito.

Otra vez estaba sentado en mi hombro. Asentí con un gesto y escuché como David Coverdale me susurraba al oído:
No se adonde voy,
pero se muy bien donde he estado,
atrapado entre promesas
de canciones de ayer.
He decidido no perder más tiempo.
Aquí voy de nuevo...
Volví a mirar alrededor. Los chicos jugaban, los pájaros cantaban, el sol brillaba. A diez metros mío dos chicas se besaban con un cariño increíble. Sin obscenidad, sin exhibicionismo, sin miedo. No había cerca ningún imbécil para molestarlas.

Estaban en la Iglesia, perdiéndose todos los milagros.


Nota: Vale aclarar que José Luis Vega existe (o existió al menos) y que esa clase, y esa pregunta, también. Es todo real. La respuesta, aunque cueste creerlo, también.
Para los que quieran leer un artículo realmente EXCELENTE sobre el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, les dejo este artículo del periodista Bruno Bimbi

jueves, 12 de noviembre de 2009

Historia de dos Cerebros 2

Les dejo un regalito de Viernes...
Hace un tiempito publiqué la Parte 1 de este video acá. Acabo de terminar de subtitular la segunda parte, asi que se las dejo para que se rian un rato.
Para ahorrar tiempo a los que no vieron la primer parte, dejo ambas.

Buen finde!

Parte I:


Parte II:

lunes, 9 de noviembre de 2009

El Agujerito sin Fin

Odio a la televisión argentina. Hace años firmé los papeles de divorcio.
Mi separación fue fruto de años de maltrato, mucha mierda y mucha mediocridad. Mucha mala sangre que no supo hallar sosiego en algunos pocos momentos de creatividad como "Sol Negro" u "Okupas".

He aquí una lista de las peores basofias que nos ha dado nuestra tele:
(Esta lista también puede utilizarse como nota suicida, bajo el título: "Razones por las que me rajo un tiro en la cabeza")
  • Grande Pá!
  • Naranja y Media (Guillermo Francella)
  • Verano del 98' (que duró como 3 años)
  • Costumbres Argentinas
  • Poliladron
  • Carola Casini
  • Campeones de la vida
  • El sodero de mi vida
  • Franco Buenaventura: El Profe
  • Los Roldán
  • Son de fierro
  • Padre Coraje
  • Gasoleros
  • Resistiré
  • Montecristo
Por supuesto, la lista es mucho más extensa, pero en este momento mi umbral de sanidad solo me permite recordar estos espeluznantes casos de maltrato psicológico.

Resulta que por alguna conspiración cósmica, la semana pasada me quedé sin cable y se me rompió el dvd. Tras una semana entera sin cable, estoy en condiciones de afirmar que la televisión abierta es claramente una poronga sin precedentes.
Primero me alegré al comprobar que me perdí los últimos cuatro saltos evolutivos de los yogures, las toallitas femeninas, los shampoo, los jabones en polvo y los detergentes, pero que en realidad, no me perdí absolutamente de nada. Hace décadas que todos alcanzaron el tope de nutrición, absorvencia, reparación capilar y megablancura. Hoy, con una gota de detergente podés desengrasar un millon de platos, dos millones de cubiertos, o la cabeza del Pity Alvarez.

Como podrán imaginar, me pasé la semana entera puteando a Tinelli y su Guerra de Vedettes -edición 1977 reloaded- a la docena de programas que lo retrasmiten, al subnormal de Guido Casca, a la limitada de Susana Giménez, al delirante Chiche Gelblung, a Mariano Grondona, a esa pobre imitación de CQC que conduce Ernestina Pais, a las novelas (todas) y a los realities (todos).

Después de 4 dias de ver porquería tras porquería, justo cuando empezaba a sentir que ya había tocado fondo, cuando pensé que nada podía ser peor, no va que sintonizo Justo a Tiempo!

Justo a Tiempo, es una verdadera oda al pijoteo, y Julián Weich es un sorete cuyas dimensiones hubiesen podido abrir de lado a lado el casco del Titanic en caso de impacto.
Si, Julián Weich, ese retardado que hasta hace no mucho cantaba "los sapitos hacen umm ahh umm". Este enfermo, que hace rato pasó la barrera de los cuarenta, sigue robando con las monigotadas que lo consagraron hace más de 20 años en La banda del Golden Rocket.

Primero, aproximadamente cien mil pelotudos por noche -que seguramente tienen sueldos por debajo de la canasta básica- mandan mensajes a razón de $3.50 c/u para participar de un sorteo. Si salen sorteados, el ratonazo de Weich los llama y les hace 4 preguntas de cultura general. Por cada respuesta correcta, se les paga... un servicio! Luz, gas, telefono, y ABL! Pero me cago en la putísima madre! Facturan $350.000 por noche solo en sms y te garpan el gas! Que clase de moishe ideó esta locura? Hay que emparedarlo ya!

Después -no entendí muy bien como- uno de los participantes de la tribuna terminó adentro de un auto 0km que giraba sin control con unas 200 llaves adentro. Si el tipo lograba encontrar la llave -anoten esto por favor- en menos de un minuto, automáticamente se hacia acreedor del mismo, y yo volvía de una patada en el orto a la secundaria a recursar Estadística I.


Sin haberme recuperado del todo, me encuentro que en la pantalla aparece Fierita, Tuqui, y Zaira Nara. Noté que algo en mi interior se empezaba a romper. Probablemente era el esfínter. Nunca, pero nunca en la vida sentí tanta vergüenza ajena. Tres pelotudos haciendo un pasaplatos! Y por cuanto? Mugrosos $300. Casi me muero por pérdida total de las ganas de vivir. Me salvé de pedo. Estuve 80% muerto en un momento. Se los juro.

Y para rematarla, llegamos al juego del billete de $2. Yo no tenia la menor idea de que se trataba esta locura. Resulta ser que el tipo sortea un nº de billete de 2 pesos. El que más se acerca, gana. Agarro la billetera, saco un billete de $2 y lo miro. Tiene el número 01358963J. Hago cuentas rápidas y hay aproximadamente... 1000 millones de combinaciones posibles. O sea, tengo mas posibilidades de ser canonizado que de embocar el billete. Se comunican con el ganador del sorteo anterior, y milagrosamente, el tipo estuvo a menos de mil números del billete! Mil números entre 1000 millones! Debo reconocer que semejante evento me arrancó un lagrimón. Sentí por un momento que la humanidad podía cambiar. Que la paz mundial, era posible. Que no todo estaba perdido...
Me acomodé en la silla conmovido, preguntándome: "Le darán 100 lucas o un departamento?". Entonces Weich, le dice: "Bueno, te ganaste $1000!!! Felicitaciones"
Ahi mismo me dí vuelta, le reventé el tobillo de una patada a mi abuela de 87 años y salí a putear a la calle a los alaridos.
Como mierda puede ser!? Yo tengo que romper todo! No puedo más! $1000 de mierda? Quién es el insano responsable de esto?
Cuando me pude calmar un poco, junte coraje y pregunté: "Y si embocás el número exacto?" Te ganás una puta motoneta china! Estamos todos locos? Tengo que salir a matar gente ya! Como este tipo está vivo todavia? Como lo dejan seguir? Como... como....

Lo siguiente que recuerdo, es despertarme en un hospital. Ni bien levante la cabeza se me acercó una enfermera.

-Adonde estoy?
-En el Hospital. Tuviste un pico de stress importante. Ahora tenés que descansar. Te prendo la tele?

martes, 3 de noviembre de 2009

Verdad Irrefutable Nº 6

Trabajar en verano con mujeres en la oficina, es un calvario.
Ni bien te descuidás, te bajan el aire acondicionado, aunque haga 1º grado menos que en el infierno, porque les pega "justo en la nuca".

Siempre les pega justo en la nuca.

SIEMPRE

jueves, 29 de octubre de 2009

Bienvenidos al Futuro

Cuando yo tenia 15 años, a mediados de los 90', practicábamos con algunos amigos un ritual hermoso. Juntábamos toda la semana plata que nos daban nuestros viejos para viajar y nos ibamos el sábado a Parque Rivadavia a comprar cd's. Si encontrabamos algún inédito, lo comprabamos entre todos y después nos sacabamos los ojos para ser el primero en escucharlo.
Era el mejor momento de la semana, lejos.
En el Parque había unos 20 puestos de cd's, cada uno con unos 250 cds promedio.... 5.000 cds.
A guita de hoy, todo el Parque Rivadavia eran 300 gigas de mp3.

Hoy, tengo en mi haber más de 1000 gigas de música, algo asi como tres Parques Rivadavias completos. Discografías completas que fui bajando del Napster, AudioGalaxy, Emule y Taringa -según fueron pasando los años- que me costaron absolutamente nada. Cero pesos. Algunos discos ni siquiera los escuché aún. Me tomaría aproximadamente 695 dias (sin parar) escucharlos todos sin repetir ninguno.

Para las personas que tienen menos de 20 años, esto es natural. Siempre fue asi. Ellos nunca rompieron el celofán de un disco original, ni olieron el perfume a librito nuevo, ni se sentaron a leer una letra, ni saben quién es el autor de cada tema, y desconocen a quienes agradecen los músicos. Nunca tuvieron que rebobinar un casette con una birome para ahorrar pilas en el walkman, ni tuvieron que tapar los agujeritos de un casette con cinta scotch para hacerlo virgen...

Nos estamos quedando sin rituales.

Miren... Hagan memoria y elijan un cuento clásico. Ahora agreguen a la historia un teléfono celular. La trama hace agua por todos lados, no? Lógico, la gran mayoría de las historias clásicas tienen lugar gracias al desencuentro, la distancia y la imposibilidad de comunicarse.
Con un celular en mano, Caperucita hubiese mandado un mensaje a la abuela avisando que el lobo estaba yendo a buscarla:

"abu esta yendo lobo. cerra todo tkm bso"

Julieta le hubiese dicho a Romeo "bicho, no te asustes que me voy a hacer la muerta". Penélope no hubiese esperado toda su vida el retorno de su amado. La Bruja de Blancanieves se hubiese limitado a mandar "La más linda" al 2020. Hansel y Gretel habrían regresado facilmente a su casa con un Iphone con GPS. El emperador se hubiese sacado una foto de 3.2 megapixels con su celular y se hubiese notado que su traje efectivamente no era de hilos de oro.
Lo mismo pasa con las películas. En los últimos años las tramas de las peliculas de terror siempre trascurren en alejadas montañas, o en el medio del campo, donde no hay señal.
Ya nadie tiene que correr como loco para detener un tren a último minuto y recuperar a su amor...

Nos estamos quedando sin historias.

Hace un rato me junté a almorzar con un colega que hace bastante no veo. Es el perfecto cliché del pibe de sistemas: gordito, anteojos, prolijo, tímido e introvertido. Buen tipo.
Por supuesto, nos pusimos a charlar sobre tecnología. Yo desde una postura más bien nostálgica, y él desde la vereda de enfrente, es decir, con una absoluta idealización por todo lo que contiene un chip.

-Sabes que pasa Diego? si no hubiese sido por todo esto, jamás hubiese conocido a mi novia. La flaca no me registraba.
-
Pero no entiendo gordo, que hiciste? te la ganaste con mensajitos de texto?
-No, boludo, nada que ver. Primero la agregué al facebook. El facebook es maravilloso! En 20 minutos podés conocer datos que antes te llevaban meses. Si está soltera, que música escucha, si tiene papá, mamá, hermanos, y un millón de datos increíbles.
-Y sabiendo esos datos, te la enganchaste? Dale gordo!
-Con eso solo no, lógico. También le empecé a monitorear las búsquedas de Google.
-Eh!? Para que!?
-Vos me lo preguntás? Me extraña! La gente hoy recurre a Google como hace 500 años recurrían a brujas, chamanes, oráculos... Conociendo las busquedas de una persona, conocés sus miedos, sus anhelos, sus perversiones, sus sueños. El resto es pan comido.
Sabiendo las cosas que yo sabía, en una semana eramos almas gemelas!

Rebobiné un poco -con una birome por supuesto- y pensé en mis propias búsquedas en Google. El gordo tenía razón.
De pronto, el gordito que yo conocía había desaparecido, y tenia enfrente a un desconocido. Un gordo asqueroso y vouyerista.

-Mirá, mirá, no es divina? -dijo mientras me mostraba una foto de la novia.

La flaca no era fea, tampoco linda. Lo miré a él. Hice cuentas. No me cerraba. Volvi a mirar la foto. Lo miré a él. Definitivamente hubo robo.

-Gordo, te carteaste...
-Viste? viste? -me dijo excitado- esta buenísima. Soy un capo!
-Mirá, esta es mi novia, fijate... -dije mientras le mostraba la foto de mi novia en el celular.

Tuve que tirarme de palomita para atajar la mandibula del gordo, porque si daba contra la mesa la partía.

-Co..co..como la conociste? De donde la sacaste? Hace cuanto? Es hermosa!
-Salgo hace poquito. Es una mina de 10. La conocí por una amiga en común. Nos cruzamos en un cumpleaños y ya entrados en baile y cervezas, la perseguí cuando fue al baño, y antes de que pudiese entrar, le robé un beso en el pasillo. Asi la conocí.
-Nah! Y si te daba vuelta la cara de un tortazo?
-Son riesgos que todavia estoy dispuesto a correr, "capo".
-Jaja! Sos un dinosaurio Diego, sos un dinosaurio...

Nos estamos quedando sin magia.

Amo la tecnología, no me malinterpreten. Pero empiezo a sospechar que la muy puta se está vengando. Nosotros le quitamos el valor a todo lo digitalizable. Ahora la tecnología le está quitando el valor a todo lo humano.
"Yo soy yo y mi circunstancia" no va más.
Ahora es: "Yo soy yo y mis búsquedas en Google".
Una verdadera cagada.

Bienvenidos al futuro.





Nota al pie: Este texto está inspirado en el cuento "El movil de Hansel y Gretel" de Hernán Casciari. Cuento con la aprobación de Hernán. Todos los hechos relatados son verídicos.

jueves, 22 de octubre de 2009

El Indice Pappo

Les juro que no doy más.
Muchachos, llegó el momento de parar un poco la pelota y hacer un mea culpa:
Los hombres nos estamos aputazando a pasos agigantados.

Las minas nos están arrebatando lugares que nos corresponden ancestralmente, y todo por no darle a nuestros pitos el lugar que se merecen.
El mundo se está yendo irremediablemente al carajo, y es culpa nuestra.
Miren que mal que estamos, que hace unos años, en Estados Unidos se armó flor de quilombo porque Clinton se hizo petear por una gorda horrible. A ver si me explico: al tipo más poderoso del mundo, joven, fachero y carismático, le fueron a hinchar las pelotas tan solo por hacerse pulir el mastil un rato.
Pero estamos todos locos? Si yo fuese Presidente de los Estados Unidos, daría discursos mamado y a los gritos, como el Chaqueño Palavecino, y con un gato de Sofovich distinto prendido en cada bola!!!

Cada vez es más frecuente escuchar a las minas decir que ya no quedan hombres, que estamos hechos unos ganzos, que estamos cada vez mas histéricos... y la puta madre, tienen razón!
Que nos está pasando?

La semana pasada en mi oficina, escuché una conversación que me sacó de las casillas. Uno de mis compañeros se puso a hablar sobre el Mini Cooper. Que no sé cuantos caballos de fuerza, que la linea, que el diseño vanguardista, y no sé cuantas otras pelotudeces más. Cuando dijo el precio me saqué: "Usado... y unos U$S 30.000". Fué más fuerte que yo, se lo tuve que decir:

-Flaco, dejate de joder, ese auto es de recontra maraca.
-Nooo! que estás diciendo! Es una máquina, levanta mas de 250 km/....
-Me importa tres pelotas si viene con condensador de flujo y levanta vuelo, ese auto es re maraca mal. Si tenes U$S 30.000 para gastar en un auto, comprate un Camaro.
-Como va a ser un auto maraca el Mini Cooper? vos estás totalmente loco!

Como siempre, toda discusión tiene dos puntos de vista:
El equivocado y el mio.

Sabía que si me retrucaba por el lado de la mecánica, me iba a dejar en bolas, porque -nobleza obliga- yo de mecánica no entiendo nada. Asi que me apuré y lo ajusticié en mi terreno:

-Mirá, te lo soluciono rápido. Vos te lo imaginás a Pappo manejando un Mini Cooper?

Tomó aire para contestarme rápido, y se frenó. Dudó. El tipo dudó una fracción de segundo. Y si dudás, quiere decir que no estás taaaan convecido de lo que estás diciendo. Justo cuando le estaba por dar el tiro de gracia con una frase bien afilada, se me adelantó otro compañero:

-Y... la verdad que tiene razón Diego, yo no lo veo a Pappo en un Mini Cooper....

Caso cerrado. Volví a enfundar la frase que había sacado, y no pronuncié mas palabra.

Auto machote:
Auto maraca:

Ayer me pasó de nuevo.
En el almuerzo me puse a charlar con unos compañeros. Todo venía bien hasta que uno comentó que estaba comparando precios de cursos para conducir. Yo, inocentemente le dije:

-Para tu novia?
-No, no, para mi...


Pero la puta madre! Yo aprendí a manejar a los 15 años, afanándole el auto al viejo de mi mejor amigo cuando se iba a dormir. Saliamos directamente a la 9 de Julio y nos hacíamos cajeta contra el Obelisco si era necesario, pero aprendíamos solos! Que es eso de pagar una academia!?
Ahí mismo me acordé de la discusión del Mini Cooper:

-Perdoname, vos te lo imaginás a Pappo yendo a una academia de conducir?

Las risas generalizadas hicieron el resto, pero yo no me pude reir.
Como fue que llegamos a este nivel de abalinamiento? No lo sé. El problema es que las mujeres ya se dieron cuenta de todo y nos están ganando la batalla.

Salame, te dejan esperando en la puerta veinte minutos con 3 grados bajo cero de sensación térmica. Te franelean media hora y después te dicen "mejor hoy no, estoy cansada", dejándote al borde de la muerte por agarrotamiento y con el tambo a punto de estallar. Te dicen "sosteneme la cartera un segundito" y te hacen quedar como un paparulo en el medio de la calle con una cartera en cuyas dimensiones cabría facilmente un plasma de 42' y una mesita ratona.
Vos pensás que es casual? No papanatas, no es casual. Están ganando terreno, poder y autoridad.

Porqué? Porque estamos hechos unos pelotudos.

Cuanto falta para perder completamente la patria potestad que tenemos sobre el control remoto? Cuantos domingos restan para que nuestras mujeres nos manden a preparar la ensaladita mientras ellas hacen el asado? Cuantos polvos faltan para que las mujeres nos empiecen a pedir que nos hagamos la tira de cola?

Pero no se desesperen. Por suerte me tienen a mi, que siempre les facilito una solución para todo:

El Indice Pappo™, sirve para analizar todas las acciones de un hombre en cualquier contexto y lugar, utilizando una única y sencilla pregunta:

¿Pappo lo haría?

Tenemos el deber, y la obligación moral de recuperar lo que nos está siendo robado. Por nosotros mismos, y por nuestros hijos. Hay que reestablecer la supremacía que nos corresponde a chotazo limpio.

Los invito a iniciar una Revolución.




lunes, 19 de octubre de 2009

Concurso Anual de Penes pequeños

Estaba a punto de subir un texto, pero esto fue más fuerte que yo.
Solo Howard Stern puede organizar esto:

Primer Concurso Anual de Penes Pequeños:



Nada mejor para levantar el autoestima y el bajón de lunes, que ver esto.

Chicas, calculo que después de ver esto, salen todas corriento a pegarle una regia lustrada a su novio/amante/marido/chongo/etc.

Es lo mínimo que deberían hacer.

jueves, 15 de octubre de 2009

En El Acople


Desde el martes pasado, Exijo que alguien haga algo está incluido en la sección Blogs de la revista El Acople.
Para los que no están en el palo de la música, les cuento que El Acople es un clásico de disquerias, rockerias, y casas de música, desde hace más de 10 años.
De más está decir que estos muchachos/as me alegraron la semana. Muchas Gracias.

Pueden leer las ganzadas que contesté a las preguntas que me hicieron, acá:

http://www.elacople.com/blog.aspx

Rolling Stone, no se que carajo estás esperando para contratarme.

viernes, 9 de octubre de 2009

Belleza Inexplicable

Hace unos quince dias, mi vieja no tuvo mejor idea que caerse y quebrarse el fémur. Estuvo diez días internada en el Hospital Español esperando a que PAMI se digne a operarla para ponerle dos clavos.
Después de visitar unas cuantas veces el pabellón de internados, comprendí como es que la gente llega a suicidarse. No hay nada mas desolador que el paisaje de un hospital. El olor a asepsia. Los pasillos empapados de silencio y de gestos preocupados. El blanco obsesivo. La muerte. Un viejo esperando en el horario de visitas a un hijo que nunca aparece. La más triste de las soledades, aún peor que la muerte. Desesperanza. Una sensación de impotencia desgarradora.
En pocos días uno empieza a sentir como la sangre se hace veneno, que todo es una mierda y que por algún motivo, parte de la culpa es propia.

Eran las 8 de la noche, se había terminado el horario de visitas y tenía que tomar el subte para volver a casa. Porqué se me dió por caminar por Av. Jujuy en lugar de Dean Funes como siempre, es un completo misterio. Hice dos cuadras, y sentí un escalofrío que me recorrió todo el cuerpo. Pensé que era la muerte, que me había escoltado desde el hospital, pero no.
Levanté la vista, y la ví. Era ella, sin dudas.
Estaba igual.

A veces, uno puede estar años sin vivir en lo absoluto, y sin previo aviso, toda la existencia se concentra en un solo instante.
Tuve ganas de que el tiempo se detenga, solo por un momento, para poder observar sin tener que pasar corriendo y poder asimilar las imagenes tranquilo. A veces me pasa: me niego las razones necesarias para recordar mi condición humana. Pero esta vez fue distinto, porque el tiempo se detuvo. Yo estoy acostumbrado a que las cosas pasan cuando uno no pretende que pasen, cuando uno no está preparado para disfrutarlas. Pero el tiempo, se detuvo.
La ví, y también me vi a mi mismo, con algunos años menos. Estaba contento, con una alegría que ya casi no recuerdo. Esa alegría que te hace sentir que todo está, al fin, en su justo lugar. Esa alegría que te hace pensar: "Asi es como debe quedarse todo, asi es como debe ser esto". Estaba tan distinto... Todavía creía en muchas cosas buenas. Fue antes de descubrir la linea marrón que divide al mundo en dos grandes grupos: Los que nacen por sobre la mierda, y los que hacemos lo posible por salir a respirar un poco de vez en cuando.

Ahí estaba yo, mirándome desde enfrente. Y lo entendí. Me di cuenta de que casi todos los momentos mágicos de mi vida, habían llegado con su firma. Entendí que lo que me cautivo de ella fue su sencillez, su humildad, su olor a barro, a lluvia, a vida.
El tiempo me enseñó que casi siempre la excesiva generosidad es el disfraz de un egoísmo absoluto. Por eso dudo de quienes se apresuran a ofrecerlo todo, ya que por lo general, lo hacen con el objeto de generar en el otro una deuda, y obtener asi algo palpable, a cambio de un espejismo.
Ella me habia dado lo justo, y a su vez me había dado todo, pidiendo muy poco a cambio. Casi nada.
Intenté descifrar porqué ella y solo ella me producia esa sensación, y no pude. El no poder descrifrarlo me dió la respuesta: Ella era belleza. Lo único superior al genio, es la belleza.
La belleza no necesita explicación.

Abrí los ojos y el tiempo retomó su curso natural, la gente volvió a caminar y el ruido de la ciudad se encendió. Pero ella seguía ahi, enfrente.
Supe que debía cruzar, pero cuando dí el primer paso me asaltaron mil dudas: Estará igual? Conservará la belleza? El tiempo la habrá endurecido? Conservará ese olor a humildad?.
Las dudas suelen asaltarme, pero rara vez me desvalijan. Tengo muy en claro que solo los que se arriesgan pueden experimentar cosas que por suerte, están vedadas a los cobardes. Nunca pude entender a los que no hacen algo por miedo al rechazo, o al fracaso. Es como suicidarse por miedo a morir.
La vida es así, a veces se combina para alumbrar momentos como ese, instantes después de los cuales nada vuelve a ser como era. Porque no se puede. Porque todo cambia radicalmente. Porque por la piel y por el alma pasa algo increíble. Indescriptible. Pasa algo de lo cual nunca vamos a lograr desprendernos.

Apreté los dientes, me sequé las manos y respiré hondo.

Y crucé.

Todos los hombres mueren, pero no todos los hombres viven.


Me clavé 2 porciones.
Aguante Pizza Ugi's!!!



martes, 29 de septiembre de 2009

El Manual de las Mujeres: La Infidelidad

Habiendo sobrevivido a un atentado terrorista y dos mujeres-bomba que intentaron apagar mi voz, vuelvo a hacer entrega de este manual.

Si estás cansado de naufragar en ese campo minado llamado "mujer", si no la ponés ni en el agua y temés morirte ahogado en tu propia polución nocturna, si no sabés como hacer para que tu novia te pegue una regia lustrada mientras sintonizás alguna repetición de Rompeportones...
Si todo lo demás falló....
Leé las instrucciones.

Parte I - Parte II - Parte III

Parte IV
"La Infidelidad":


Cuando nuestros antepasados todavía se colgaban de las ramas y vivían en cuevas, utilizaban el siguiente razonamiento:
Hay que preservar la raza. Para preservar la raza hay que hacer muchos monitos bebés. Para hacer monitos bebés hay que encontrar monas fértiles. Y cuales son las monas fértiles? Las monas tetonas, caderonas, y jóvenes.
Entonces los monos vivían correteando a las monas y les bajaban la caña libre y felizmente entre los arbustos. A mayor cantidad de monas empomadas, mejor.
Por otro lado, las monas tenian las bolas llenas de cargar con el monito bebé, limpiar taparrabos cagados, bancarse que la mona suegra les diga como preparar las milangas de mamut para que le gusten al nene, e incluso soportar que papá mono desaparezca 3 o 4 dias y vuelva con olor a coco fermentado y rouge.
Hartas de ver a los pobres monos divertirse sanamente, hicieron algo que nunca pudieron repetir a lo largo de la historia: Se pusieron de acuerdo. Fruto de un despótico y bochornoso pacto, las monas empezaron a dejársela poner unicamente por monos fuertes, estables y protectores.

Hay quienes dicen que esto perdura hasta nuestros días. Por supuesto, yo no soy quien para refutarlo, porque yo siempre respeto las opiniones de los demás cuando coinciden con las mías.
Por otro lado, hay quienes intentan rebatir este argumento con la "socialización". Robert Levine -creador del concepto- básicamente dice que los individuos pueden abstraerse de sus instintos para cumplir las normas morales establecidas. Seguramente a este simpático señor nunca se le erectó por la vibración del bondi, nunca se le fugó un picante flato en el subte, y nunca puteó contra Dios y María Santísima al ver que a la novia le habia bajado justo el primer día de vacaciones.
Hay mecanismos en el cerebro que exceden al razonamiento, a la voluntad y a las costumbres. Porque? Porque son instintos básicos que llevan ahi millones de años, y no alcanzan algunos pocos miles de moralidad de pacotilla para opacarlos del todo.

Es muy importante entender estos mecanismos, porque no existen las personas fieles o infieles. La fidelidad es una circunstancia, no una forma de ser.
Si una persona realmente nunca fue infiel, es sencillamente porque nunca estuvo ante una situación en la que los sentimientos, el instinto, o la calentura, la desborde al punto de no poder decir que no. Yo no sé si todas las personas tienen su "precio", pero estoy seguro que la mayoría si. Cual es la situación en la que no podés decir que no? Dependerá de cada uno.

Ningun varón bien nacido, por más enamorado que esté, se negaría a participar en una orgía de colegialas rusas. En realidad, la mayoría estaría en condiciones de amputarse ambos testículos y depilar a Zulma Lobato a cambio de conseguirlo. De la misma forma, ninguna mujer le diría que no, por ejemplo, a Brad Pitt.
Ustedes dirán que este ejemplo es muy extremo. Ok, cuantos menos extremo tiene que ser para entrar en el terreno de lo posible? Les aseguro que con mucho menos alcanza.

Para que un tipo tenga ganas de encamarse con una mina, alcanza y sobra con que esté buena. Y a veces ni siquiera eso, porque las mujeres feas no existen: existen las copas de menos.
Seamos sinceros, cualquier tipo siempre va a preferir a una diosa frígida, que a la más gauchita de las inclavables.
Si un tipo en pareja se calienta con una mina y esta le da calce, se internan en un telo, hacen la chanchada, y que te vaya bien, hasta la próxima. Cuando el tipo llega a la casa, le da un beso a la mujer, y aquí no ha pasado nada. Pese a la creencia popular, los casos de tipos que dejan a su mujer por la amante, son contados con los dedos de una mano.

En cambio a las mujeres, esto no les pasa. Si bien ellas también se fijan en el aspecto físico, para que pase algo con un tipo, tiene que haber algo más. Se les tiene que mover el piso por otro lado. Puede ser por el lado de la ternura, de la inteligencia, del carisma, de la plata, de la cultura, la experiencia, y un etcétera interminable.
Por supuesto, hay minas que son infieles por deporte. Si estás recién conociendo a tu novia, y basado en tu observación y en tus experiencias anteriores, empezás a manejar claros indicios de que le detonaron una mina antipersonal del Vietcong en la cajeta, no solo por el tamaño, si no por el color y aspecto de explosión, ponele la firma que te das vuelta y apaga la luz para que se la coja el cuco.
Por suerte o por desgracia (depende quién lo analice) estas mujeres son las menos.

Lo que los hombres tenemos que entender, es que cualquiera puede ser el enemigo. Error gravísimo pensar: "Ese salame con esa cara no puede competir conmigo".
Las pelotas.
Si a vos se te entrega un bagrecito, pensás: "¿Como la voy a cornear a mi novia con este mandril? Si parece un koinnor pero blandito!"
El problema es que a las mujeres se les puede llegar por muchos otros lados. Un consejo paternal, una demostración de sensibilidad, una personalidad magnética, o incluso un chiste bien tirado, puede alcanzar y sobrar, para que una mina se enganche.

Pese a que muchas veces se maten por disimularlo, las mujeres son muy, pero muy vivas. Antes de que pase algo con otro, lo van a pensar mil veces. Si llegás a tener la mala suerte de que en la ecuación, el otro suma más puntos que vos -por lo que sea- te vas a despertar un día y no vas a entender porque carajo está confundida y necesita un tiempo.
Pobres pelotudos los que piensan que su novia jamás, bajo ninguna circunstancia los engañaría.

Pensá en lo peor que te podría pasar. Que se yo... entrar a tu habitación y encontrar a tu novia enfiestada con tu mejor amigo, tu hermano y el Teto Medina. Pensá en lo peor. Bueno, eso que te acabás de imaginar, puede pasar.
Yo pesimista? No, no soy pesimista. Yo soy un optimista bien informado.
Es probable que no te pase, como tampoco es probable que te caiga un rayo en la cabeza. Pero hay gente a la que le pasa. Las probabilidades son mínimas, pero están ahi.
Si hay algo peor a vivir una situación de mierda, es que esa situación te agarre totalmente en bolas.
Todas las mujeres pueden ser infieles.

Gordo, puto, feo, viejo, bizco, nerd, pendejo...

Cualquiera puede ser el enemigo.



Próxima entrega: "Cagamos... Le vino!"

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Verdad Irrefutable Nº 5

Decir la verdad y ser honesto, lo puede hacer cualquier idiota.
Para engañar y hacer trampa, hace falta ingenio e imaginación



Update: Si, esto de las Verdades Irrefutables, es un tongo que uso cuando un posteo ya no da para más, pero me da mucha paja terminar uno mas o menos como la gente.
Era necesario que lo sepan.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Hay cosas que es mejor no saberlas...

Google Analytics, es un servicio muy, pero muy copado de Google, que arroja estadísticas sobre el tráfico en sitios web.
Al usarlo en blogs, se puede ver quienes nos linkean, cantidad de visitas diarias, de que países nos visitan, tiempo en el sitio, porcentaje de rebotes, y un etcétera larguísimo.

Gráfico de visitas por ubicación -Agosto- de Exijo que alguien haga algo :
Pero lo que más me llamó la atención -y creo que por eso lo configuré- es poder saber que busquedas en Google traen gente a este blog.
Un 80% aproximadamente son coherentes: responden a una etiqueta, o el título del post, etc. Otro 10% son erróneas. Pero hay un último grupito, el que voy a transcribir, que realmente me pone la piel de gallina:

Copiado textual:
  • test para saber si soy puto
  • urgia prestando a mi novia
  • robar cuenta bancaria
  • hackear hotmail
  • construccion de gallineros
  • me culeo un extraterrestre y me acabo adentro
  • como dominar la mente de otra persona
  • como conseguir titulo medicina trucho
  • como se usa el limpiacabezal de blockbuster
  • quiero cambiarme de sexo
  • comprar consolador por correo
  • hechizo para que los hombres te vayan detras
  • embarase a mi hermana
  • mujeres metiendose cualquier cosa en la concha
  • quiero ver mujeres meando en baños sin que se den cuenta que las estan espiando
  • ver pendeja como la alzan a clavo por el orto

Si pensaron que eso era increible.... les dejo los mejores:
  • como guardar el semen en la boca y despues usarlo para quedarme embarazada
Hija de recontra mil putas!!!
  • me sale jugo verde por el pene
Roñoso! La última vez que te bañaste fue para festejar la caída del Muro de Berlín!
  • hola google, perdon por la molestia, pero como puedo llegar a itusaingo?
Que hacés macho? todo joya? Mira, te subís al 2 hasta Ramos....
  • como convencer a mi esposa para trio con su hermana.
Ja! Esa si que es una buena pregunta.
  • como hacerme una circuncision casera
Imaginen esta escena: Hombre de 30 años, tramontina en mano, pene contra el marmol...
  • es normal que una chica acabe mas de 5 veces?
Depende. Si vos sos Yo, si.
  • como hago para que la muerte de mi tortuga parezca un accidente?:
El Don Corleone del jardin de infantes!!!


Es realmente escalofriante saber que hay gente que busca eso en Internet, y peor aún, que esa gente llegó mi blog.
Realmente, hay cosas que es mejor no saberlas.

Si alguien todavia tiene ganas de usar Google Analytics, le dejo este excelente tutorial.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Carta abierta a los adultos

Que le pasa a los jovenes?
La última vez que escuché esta pregunta fué hoy a la mañana, a un periodista de AM que no alcancé a identificar, pero es un interrogante que cada tanto alguien hace rasgándose las vestiduras.
Que le pasa los jovenes de hoy? Con sus computadoras, sus Ipods, sus fotologs, sus facebooks, no hacen más que tomar cerveza y fumar porro, no tienen metas, ni principios, ni respetan a sus mayores... La juventud está perdida.

Desde ya, hay que ser muy estúpido, o un cínico sin remedio.
Le cuento, señor de más de 45 años, para que se entere: estos jovenes, son hijos suyos. De su señora y usted, de su hermano, de su mejor amigo, de su compañera de trabajo, y del vecino que lava en la vereda el Honda Civic que compró en el 1 a 1.

Porqué un grupo de gente es de una determinada forma, es bastante complicado de determinar. La juventud perdida de hoy, se hace, o se nace? En este caso, el dilema del huevo y la gallina, se resuelve facilmente, ya que es muy poco probable que estemos ante una mutación genética simultánea en todos los jovenes argentinos. Entonces solo nos queda aceptar que estos jovenes son producto de la educación, y del entorno. Y lamento informarle señor, que la educación y el entorno, son obra suya.
Esta juventud perdida, pone al descubierto el evidente fracaso de la suya.

Tuvieron la oportunidad de cambiarlo todo, cuando se terminó la dictadura, pero se dejaron arrastrar en la trampa del sistema.
Que sucedió? Sucedió que los poderosos se dieron cuenta que ya no podían sostener por las armas un orden social en el que los tres o cuatro de arriba son amos y señores, y los millones de abajo somos esclavos. Se dieron cuenta que la único que podían hacer, era construir un orden social piramidal, en donde cada esclavo tiene a cargo otros dos esclavos. Y a este orden, no hace falta mantenerlo por las armas, ya que se sostiene y alimenta con la estupidez, ignorancia y ambición humana. Todos son esclavos, pero todos se creen amos.


Cuando alguien con un poco de sentido común llega a cierta edad, empieza a notar que el 90% de lo que aprendió en el colegio, no le sirve absolutamente para nada. Esto es porque el Estado no se dedica a educarnos, el Estado se dedica a formarnos.
Y en ese pequeño truco de semántica es donde reside la trampa. El Estado no quiere que aprendamos, no quiere fomentar nuestra curiosidad, ni explotar nuestras aptitudes artísticas o intelectuales. El Estado quiere que seamos de una determinada forma, para encajar en el modelo. Mientras aprendemos a leer y escribir, sumar y restar, nos van moldeando a sus necesidades. Nos acostumbran a usar uniforme, a cumplir un horario, a trabajar en grupo, a llevar trabajo a casa y a responder ante una autoridad.
Casi todos terminamos por acatar las normas preestablecidas, porque se suponen necesarias para el bienestar común. Pero a medida que uno va creciendo y observando, empieza a sospechar que la autoridad y las normas fueron creadas para anular el derecho a pensar, a cuestionar, a reclamar lo que es propio y para perpetuar la posición privilegiada de los que están arriba.


Los jovenes crecimos escuchando que Evita regaló miles de casas, que Argentina es el granero del mundo, que con la democracia se come, se cura y se educa, que el trabajo dignifica, que Diego hizo el mejor gol de la historia, y que estamos en el primer mundo.
Resulta ser que Evita se murió hace 50 años, y hoy pocos puede acceder a una vivienda digna, que Argentina exporta menos que sus limítrofes e incluso Brasil tiene mas ganado que nosotros, que con la democracia no se come, ni se cura, ni se educa, sino que como mucho, se hace lobby, que el trabajo no dignifica, sino que explota, que las últimas alegrias que nos dió el fútbol fueron en Italia 90' y nos acordamos solo nosotros porque ya pasaron 20 años, y por supuesto, que el primer mundo era alquilado.

La señora que hace 15 años despotricaba contra Tinelli por burdo y chabacán, y ahora no se pierde una emisión de "Bailando por un Sueño", el comisario retirado que ahora vive en un exclusivo country de Pilar, y el político que vendió su ideolgía al mejor postor, se sorprenden y se preguntan:
Que le pasa a los jóvenes?

Nos pasa que la razón nos grita ideas que han sido ridiculizadas.
Nos pasa que el alma nos pide libertades que han sido prohibidas.
Nos pasa que no nos importa nada, porque nunca nadie nos mostró algo que valga la pena.
Nos pasa que no respetamos a nadie, porque nadie nos dió un ejemplo a seguir.
Nos pasa que no tenemos metas, porque ya no quedan metas.

Nos legaron una farsa y se preguntan que nos pasa.


Yo creo que no todo está perdido. Se puede mejorar, pero hay muchas cosas para hacer. Muchas instituciones que abolir, y muchas nuevas que construir.
No podemos seguir votando en memoria de los muertos, no podemos vivir de la birome y el dulce de leche, no podemos seguir cantando "Un Estate Italiano", no podemos seguir jactándonos de lo que Argentina fué alguna vez. Pero sobre todas las cosas, no podemos permitir que una generación que se vendió por un vuelto, nos señale y nos diga que estamos perdidos.
De ninguna manera.

Cuando fui a bailar por primera vez, en los 90', mis viejos me aconsejaron no tomar ninguna bebida que me regalasen, porque seguro contenía droga.
Se nota que los adultos crecieron en una época mejor.

A mi la droga siempre me la cobraron.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Jerarquías

Yo ya no entiendo más nada.
Como puede ser que alguien que usa fotolog, tenga el descaro de escribirme ofendido, porque considera que El Manual de las Mujeres es "una ofensa para todo el género femenino"?
Es un atentado a la decencia. Adonde quedó el respeto por los mayores?

Nadie que tenga un fotolog puede reclamarle nada a alguien que tiene un blog.


Facebook > Fotolog
Blog > Facebook

Está clarísimo.
Me parece que hay jerarquías que nadie en su sano juicio se atrevería a discutir:

Coca Cola > Pepsi
McDonalds > Burger King
Tetas de silicona King Size > Tetas naturales Standart
Películas con "mortal" en el título > Películas con "papá" en el título
Cuarto de Libra con Queso > Pete sin ojitos
Mierda > Los Piojos/Callejeros/etc.
Billetera muy cargada > Calzoncillo muy cargado
Vómito de chorizo y vino tinto > Novela de Pablo Echarri
Rockera drogona británica > Rockera drogona nacional
Morgue Calefaccionada > Fosa de petigorda
Entel > Movistar
Hombres > Mujeres
Yo > Resto de la Humanidad


Me llama poderosamente la atención que aún no haya legislación al respecto.

Acepto sugerencias para ampliar la lista.

sábado, 5 de septiembre de 2009

El Manual de las Mujeres: El Hombre Ideal

Muchos hombres a lo largo de la historia han intentado descifrar a las mujeres, pero la gran mayoría al cabo de un tiempo decidió emprender retos más factibles, como encontrar la Atlántida o averiguar el último decimal de PI.

Después de leer "El Manual de las Mujeres" Parte I y Parte II, miles de personas en todo el mundo comenzaron a idolatrar al único que lo logró sin quedar irremediablemente trastornado: Yo.
Luego de rechazar varias ofertas millonarias para publicar mis textos en forma de libro, hago entrega de esta 3er parte de "El Manual de las Mujeres", gratis.

Esta clarísimo: Soy un benefactor de la Humanidad.
Exijo que alguien me haga un monolito.


Parte III
"El Hombre Ideal":

Seamos sinceros, a todos los hombres nos encanta saber que nuestra mujer está muerta con nosotros.
Cuando un tipo está enganchado con una mina, se lo hace saber siempre que puede, porque asume que a las mujeres también les encanta saberlo. Le demuestra a su novia que es un tipo transparente, honrado, cariñoso, atento, y sobre todo, que sería incapaz de engañarla y que ningúna otra mujer podría siquiera moverle un pelo.

Y porque los hombres hacen eso?

Porque piensan que están sumando puntos. Es lógico, en un mundo lleno de vagos, faloperos, y mujeriegos, el hecho ser un hombre distinto, los debería transformar automáticamente en tesoros imposible de descuidar.
El problema es que estos tipos no tuvieron en cuenta que estaban apelando a la lógica femenina, que es más complicada que cagar de cabeza.
Lamentablemente, este proceder es un error muy común, que por supuesto, no acarrea buenos resultados desde los días del Virreinato del Rio de la Plata.
Porque?
Porque con el correr del tiempo, esa transparencia empieza a jugar en contra. Imaginate que te regalan un Porsche con un limitador de velocidad que solo te permite alcanzar 60km/h. Al principio te va a importar tres pelotas y vas a estar mas contento que puto con dos colas, admirando el tablero, los asientos de cuero y el stereo con mp3. Pero con el correr de los días, te vas a empezar a aburrir. Te van a dar ganas de acelerarlo, sacarlo quemando gomas, y porque no... correr alguna picadita. Llegaría un punto en el que directamente te vas a querer bajar y subirte al primer Fiat Uno pedorro y mal tuneado que veas, tan solo para hacer algunas piruetas.

Se entiende la analogía?

Asi son las mujeres con las relaciones. Al principio estan super contentas, porque quizás antes de arrancar la relación, tenían un poco de miedo a sufrir, pero con el correr de los meses se empiezan a embolar. No hay nada que reclamar, nada que modificar, nada para inflarte los huevos como dos fiat 600, y -fundamental- nada que descubrir.
Tener un Porsche, y no poder cagarlo a palos, es al pedo. Bueno, para las mujeres, tener al lado a un tipo que les da total seguridad, es lo mismo.

Aunque a uds. les cueste creerlo -es muy fuerte lo que voy a confesar- yo no fui siempre un iluminado. Hubo una época en la que yo también fuí uno de estos tipos.

(Les doy unos minutos para que se recuperen del shock)

Hasta hace algunos años, yo pensaba que lo máximo a lo que un tipo podía aspirar en materia relaciones, era encontrar una mujer simpática, linda, y que no sea problemática.
Cualquier cosa superior a eso, directamente cosa de mandinga.
Hasta que conocí a Martín. Salía con tres chicas distintas, una más linda que la otra, y todas lo adoraban. No había explicación científica posible. A mi casi no me alcanzaba la energía para salir con una y este salía con tres.
Luego de descartar una posible portación de tararira (lo perseguí al baño una semana) deduje que se trataba de un hechicero voodoo, chamán, o algo asi.

Pero no. Resulta ser que una mujer jamás va a dejarte porque tenga dudas sobre tu fidelidad, y menos aún si sospecha que alguna "negrita tilinga" (siempre son negritas y tilingas) le quiere serruchar el piso.
Todo lo contrario.
Recién cuando se sienten amenazadas, las mujeres ven en uno un tesoro imposible de descuidar, y no cuando le demostramos lo buenos tipos que somos.
Las mujeres son extremadamente competitivas entre ellas, y más aún si son amigas. Cuando hay un tipo de por medio, pueden llegar a niveles de conchudez insospechados.

Es por eso, que para estar bien con una mina, lo último que tiene que saber, es que vos te morís por ella al punto de que serías incapaz de cagarla, o mentirle. Demostrarle constantemente que la amás, la extrañas, no olvidarte un aniversario, o decirle que jamás, bajo ningún punto de vista le serias infiel, es el punto de partida para que se "confunda". La perfección las aburre. Asi que después de los primeros meses de emoción por haber encontrado al príncipe azul, te pegan un shot en el orto con tres cuadras de carrera y se van con el primer tratante de blancas que se les cruza, pero que es "un buen tipo que tuvo una infancia dificil" con la ilusión de ser ellas las que van a lograr cambiarlo y hacerlo un hombre de familia.
No hay caso. Les gustan los hijos de puta.

Cortemosla de una buena vez con la mentira del príncipe azul! Las mujeres quieren hombres en serio. Para que seguimos actuando un papel que no nos beneficia?

Algunos claros ejemplos de esta fantochada inútil:

Ir a tomar mates a una plaza.
No hay casos registrados en el último siglo de hombres yendo a matear a una plaza sin una mujer de por medio. Cualquier tipo en su sano juicio, si le das a elegir, va a quedarse toda la tarde mirando tele, antes que ir a la plaza a cebar mates.

Comer bien para ponerse en forma.
Que clase de hombre almuerza una ensaladita de frutas? Dejame de joder! Cualquier tipo que se precie de tal, se enorgullece de su panza de birra, mira al mozo y sin titubear pide un búfalo frito relleno de perros asados, salsa criolla y guarnición de fritas. Cualquier cosa verdura que no sea servida con un animal muerto al lado, es signo inequívoco de putez a flor de piel.
Te lo imaginás a Chuck Norris tomando un yogurt Ser?

Regalar un peluche.
No hay nada mas anti-masculino que ir a comprar un peluche. Vos lo sabés, y ellas lo saben. Lo mismo pasa con las flores. La mayoría de las mujeres piensan que es un regalo de cuarta, y que son para los muertos.
Te lo imaginás a Arnaldo André comprando un peluche?
Queres regalarle algo y quedar bien? Que no sea en una fecha especial, y que sea caro. Con eso alcanza. (Un perfume nunca falla)

Ir juntos a ver una película romántica.
Por favor! Los hombres no queremos paz y amor. Queremos boxeo, fútbol, y una buena película en la que haya ametralladoras, bazookas, monos gigantes, autos de carrera y lesbianas. Vamos a preferir siempre ver por millonésima vez a Rocky disfrazar de moretón a Drago antes que clavarnos una pelicula de Suar.
Te lo imaginás a Robert de Niro viendo “Un lugar llamado Nothing Hill”?

Manejar un Mini Couper escuchando reggaeton al palo.
Esos mismos nenes de papá que se pasean en Recoleta los sábados a la noche en busca de chicas, son los mismos que el dia anterior, se estaban haciendo un buche de garompa con tres trabas sin afeitar de Constitución,
Te lo imaginás a Pappo manejando una de esas basuras atómicas?
Cualquier villera oportunista que se suba a uno de esos autitos de mierda, merece lo todo lo que le va a suceder en el futuro.

Todas las pungas que avalan este tipo de comportamiento en un hombre, son las mismas que después de los 25 años se empiezan a quejar porque “ya no hay hombres”
Claro, después de los 27 o 28 años, se les hace cada vez mas difícil encontrar "buenos partidos", porque la mayoría ya están de novios hace años o casados, y los pocos que van quedando solteros y no son unos pelotudazos a cuerda, preferirían hacerse gárgaras con hormigas coloradas antes que formalizar con ellas.
Que pasa? En la misma edad que las hormonas femeninas se amotinan pidiendo a gritos formar una familia y tener hijos, los tipos que tienen un poco de calle, la están pasando bomba.

Una vez que el nene le perdió el miedo al cuco, no lo volvés a asustar con el mismo cuento.

Es muy difícil que quién descubre como manejar el conchudismo, vuelva a ser un tipo bien. Después de años y años de soportar gataflorismos, quien podría resistir la tentación de poder devolver la gentileza?
Es justicia poética. Casi divina.

Una de las peores cosas que le puede pasar a cualquiera, es tener como jefa a una de estas minas, pasadas los 40 años. Antes de esa edad, esta todo bien. Pocas cosas más sexys que esas chicas en trajecito ejecutivo y pollerita. El drama empieza cuando estas mismas yeguas se despiertan un dia y se dan cuenta que el reloj biológico les hizo PAF! y no tienen marido, ni novio, ni hijos, y dejaron pasar a los únicos tipos que realmente las habian tomado en serio.
Cuando uno trabaja con un jefe varón, se toma un café, se charla, se lee el diario si tenés un poco de confianza, haces chistes y hablas de cosas interesantes, como tetas y autos.
En cambio, si tenés la desgracia de tener a una de estas resentidas como jefas, la vas a escuchar gritar por absurdos que incluso a los mejores cientificos del mundo les llevaría años comprender.
La gran mayoría de las personas la escuchan y piensan: "Que malcogida de mierda"
Yo que estoy a otro nivel intelectual, escucho esto:
  • Sacrifiqué mi vida, mi novio, mi matrimonio, mi maternidad, y todas esas cosas por las que vale la pena ser mujer por este puesto jerárquico, asi que vas a escuchar toda mi frustración en forma de gritos!
  • Puta madre! Me rompo el alma en el gimnasio, me visto como puta de Las Cañitas, y nadie me la quiere poner ni gratis!
  • Que cagada! Este pibe de sistemas aparenta estar realmente capacitado. Sabe de lo que habla. Voy a gritar asi nadie se da cuenta de lo insegura que me siento.
  • Estoy muy sola, lo único que tengo para aferrarme a la vida es a mi amante, que está casado y tiene hijos. Que bronca y tristeza tengo. Necesito gritar.

Yo sé que no todos viven acosados por las mujeres como yo. No importa, aunque no tengas mi increíble sex appeal, igual podés hacer que se preocupe. Inventate una ex que te llamó, decile que una compañera de trabajo te pidió ayuda con un proyecto, manda un sms escondido en el baño… a tu mamá, y –fundamental- salí solo con tus amigos.
Que sepa que ante la primer pelotudez, levantás el tubo y en 15 minutos te estás garchando a otra.
De lo contrario, agendate el día que pensó que eras el hombre perfecto, como el dia que se empezó a confundir.

Mujeres, es hora de que lo sepan: el hombre ideal no existe


Próxima entrega: "La infidelidad"

lunes, 31 de agosto de 2009

Verdad Irrefutable Nº 4

Que se puede esperar de un día que comienza con tener que levantarse?


-"Odio los lunes"

Mientras tanto, en el Universo Paralelo:

-"Odio los lunes"

Los lunes siempre apestan.